El fuego de la razón

 

Xólotl es también conocido como “dador del fuego de la razón”. Cuando regresó de la tierra de los muertos, donde con su cuate Quetzalcoátl recuperaron los huesos de la humanidad, participó de la crianza de la nueva y última humanidad. Un niño y una niña nacieron de los ritos con los cuales los dioses concibieron a la nueva raza humana. Estos dos niños aprendieron de Xólotl las artes mágicas, la razón y la tecnología. Cuenta la leyenda que el dios Xólotl enseñaba, mediante ejemplos concretos, principios universales. Para enseñarles la capacidad de la razón y de la tecnología, utilizó una navaja de obsidiana y una piedra pedernal. Cuando chocó la hoja negra de la navaja contra la piedra, una chispa brotó y encendió una pequeña hoguera. Esa chispa de Xólotl, es la chispa de la razón que enciende el mundo. Esta historia nos indica que la educación tiene menos que ver con llenar mentes, y más con enseñar a usar la mente.

 

 

axolote1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: