El fuego de la razón

 

Xólotl es también conocido como “dador del fuego de la razón”. Cuando regresó de la tierra de los muertos, donde con su cuate Quetzalcoátl recuperaron los huesos de la humanidad, participó de la crianza de la nueva y última humanidad. Un niño y una niña nacieron de los ritos con los cuales los dioses concibieron a la nueva raza humana. Estos dos niños aprendieron de Xólotl las artes mágicas, la razón y la tecnología. Cuenta la leyenda que el dios Xólotl enseñaba, mediante ejemplos concretos, principios universales. Para enseñarles la capacidad de la razón y de la tecnología, utilizó una navaja de obsidiana y una piedra pedernal. Cuando chocó la hoja negra de la navaja contra la piedra, una chispa brotó y encendió una pequeña hoguera. Esa chispa de Xólotl, es la chispa de la razón que enciende el mundo. Esta historia nos indica que la educación tiene menos que ver con llenar mentes, y más con enseñar a usar la mente.

 

 

axolote1

¿Qué es Casa Xólotl?

Casa Xólotl es una sala de exhibición y educación ambiental centrada en el axólotl. El anfibio mexicano por excelencia y el animal simbólico de Chignahuapan, pueblo mágico de la sierra norte de Puebla.

Nuestra exhibición es un espacio de relajación, de encuentro con el dios de las transformaciones azteca, y un símbolo muy importante de México.

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑